Blogia
Blog en el Desierto

Bunbury – El no poder (no querer) perdonar

Bunbury – El no poder (no querer) perdonar

Contaba yo con 16 años cuando en Zaragoza se empezaba a oír fuerte el nombre de un grupo de la tierra que hacía las delicias de todos los adolescentes que empezábamos a movernos por la cuidad con el descaro de nuestra edad. Ese grupo fue (y es, y será, sin para un punto…) Héroes del Silencio. Puedo hablar de Héroes horas y horas y os aseguro que me brillan más los ojos de lo normal, pero esa es otra historia (Historia que empieza por “H”, y aún sigo en mi desierto, encallado en la “B”).

Y un día, mi paisano Enrique (porque estoy seguro que fue él) estaba dando un concierto en los malditos Estados Unidos y decidió que “ya no más”. Y yo, al enterarme (días o meses más tarde, qué se yo, quizás cuando se hizo oficial) decidí no perdonarlo jamás.

Así que aunque tengo alguno de sus discos (“Radical Sonora”, el Single “Infinito”, El “Freak Show” y el último recopilatorio que ha sacado “Canciones: 1996 – 2006”) nunca he estado especialmente interesado en él y nunca (ni siquiera en las Fiestas del Pilar, actuando gratis ya sea en el Paseo de la Independencia o la Plaza de España después de dar el pregón) he ido a un concierto suyo.

Además, si algo les reproché siempre a “los Héroes” (que no sólo a Bunbury), fue su forma de ser, tan altiva y exultante, tan egocéntrica, sintiéndose intocables e inaccesibles a todo mortal.

Y Bunbury nunca abandonó esa pose, quizás se acercó más a los periodistas, pero siempre, poco a poco, fue “adiosándose” hasta que se lo llegó a creer del todo. No sé si a ciencia cierta es así, pero esa es la imagen yo me creé.

Así que ¿qué más da haber creado “Alicia (expulsada al país de las maravillas)”, “nueve”, “¿dudar?, quizás”, “infinito”, “el extranjero”, “lady Blue”, “San Cosme y San Damián”, “hermosos y malditos” “… y al final”, “el rescate”, “los restos del naufragio”…, o versionear de manera particular, pero fantástica, “confesión”, “bellísima”, “aunque no sea contigo” y más. ¿Qué mas da crear una banda como “el huracán Ambulante” tan grande que del miedo que te produce la abandonas? No te puedo, no te debo, no te quiero perdonar. Se que harás cosas grandes, casi seguro, pero tu fuerte no es la fidelidad, y eso amigo mío, tarde o temprano se paga.

BUNBURY - Lady Blue

Hoy voy a empezar
hoy es el comienzo del final
el cocodrilo
astronauta soy en órbita lunar

Y ahora todo es mejor
la lluvia de asterioides ya pasó
no fue para tanto
y desde aquí

Todo es insignificante
nada es tan preocupante
y el espacio es un lugar
tan vacío sin tí

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a donde voy?

No volverás a ver
la mirada triste
del chico que observaba el infinito

Llamando a la estación
perdemos combustible
y la tripulación
se quiere despedir desde aquí

Dejo esta grabación
a falta de algo mejor
la soledad es un lugar
tan vacío sin tí

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a donde voy?

Desde hoy
no temas nada
no hace falta ya
todo se fue con el húracan

Nada queda
de las vueltas
que el tiempo nos dió
todo se fue con el huracán


P.D: Tuvo Bunbury un directo siempre increíble (desde Héroes, claro está), grandes canciones y una idea "el Freak Show" que rompió con la monotonía musical de directos en España. Lady Blue es el mejor ejemplo, amén de ser una maravilla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres