Blogia
Blog en el Desierto

091 - Ultimo concierto

LA LIBERTAD Y SU PRECIO

A través de los cambios, más alla de mudanzas, por encima incluso de uno mismo, de las edades y los gustos, de ciertas derivas y de algunos aciertos, yo he sido devoto y fiel a 091.
Porque nosotros crecimos con cada disco, con cada concierto, envueltos en unas canciones que arrojaron más luz sobre nosotros que todo lo que nos habían contado y todo lo que habíamos leído. Mucha más luz incluso que esa suma incierta de lo que habíamos vivido.
091 perfiló, con los pespuntes exactos de sus guitarras, un país que era para nosotros, tejió una historia que era la nuestra, e hizo que estallara en el aire todo lo que era impuesto y falso, todo lo que se había acordado sin nosotros. 091 fundó un lugar y un tiempo que fueron los nuestros.
Porque uno es un vinilo rojo, aquella espera a que abrieran para comprar el nuevo disco, la paga mensual anticipada para una entrada, hacer dedo para un concierto. Uno es un salto de emoción, un aplauso con los brazos en alto, un grito colectivo y, por supuesto, aquella lágrima derramada ante lo bello de la certeza de aquel espantapájaros que habló de "la libertad y su precio".

Último concierto tiene el color de las terrazas a finales de septiembre, de las tumbonas solas en una playa mientras atardece un viento húmedo y extraño.

Último concierto tiene un olor a toldos recogidos, a bicicletas plegadas y engrasadas al final de un garage para el próximo verano.

Último concierto suena a aquella despedida y cierre que la televisión emitía a diario y sabe como un cigarro encendido para hacer balance.

Último concierto es un fina de época, un castillo de fuegos artificiales mudo en el horizonte, lo que termina y comienza a un tiempo.

Último concierto es otro arma cargada de futuro por todo lo que nos dio y que jamás podrán quitarnos, por lo que tiene de vigente, por su coherencia, por su audacia y por su inmenso valor artistico.

Es futuro porque diez años después no sigue acompañando como nunca.

Enrique Ortiz

Poco más puedo decir yo, humilde personajillo que se ha quedado más que mudo al leer este "prólogo" y luego ha visto ese concierto tantas veces oído en cassette primero (¿se acuerdan del cassette?) y luego en CD.

Por mi mente recuerdos de adolescencia y juventud.  De "pirolas" en el instituto y partida de cartas en el bar, de baloncesto en el parque, de litronas en el "callejón" los viernes por la tarde, de besos a escondidas en las columnas del patio, de tardes de sábado en el "Travía", "El 17", "El JB", de buenos tiempos que nunca volverán...

Aplico el artículo entero en mi caso, ya no sólo a los "091", sino a otros grupos que significaron tanto para mi, que siguen sonando dentro de mi "azotea" desordenada a todas horas:  "Héroes del Silencio", "Nacha Pop", "Radio Futura" y "Los Piratas".  Cinco grupos que no deberion decidir un "punto y final" porque nos dejaron hambrientos y huérfanos de musica española de calidad.

Mi adolescencia y juventud las resumen esos cinco grupos.  Por eso sigo escuchándolos, porque me niego a crecer, llevo toda la vida negándome a crecer.  Qué tontería.

LA CANCIÓN DEL ESPANTAPAJAROS - 091

Siempre me visteis mover los brazos 
en una danza al viento de giros extraños.
Mi corazón veis que es de paja
y mi cabeza una calabaza
sé fingir sonrisas de la desolación.

Mil puestas de sol en mi pasado
pensando en cosas que nunca habéis pensado
en los dioses primigenios
en la libertad y en su precio
en la plateada escarcha del amanecer.
Los hijos de la lluvia están
creciendo a mi alrededor
los días vienen y se van
se desvanecen con mi voz.

Nadie
pasa el tiempo y sé que nadie
se unirá a mi baile nadie
sabrá porqué hago esta canción.

Principitos que antes fueron sapos
y princesitas que al besarlas despertaron
no hay cuento de hadas sin milagro
pero aún sigo esperando
que llegue el tiempo de mi reencarnación.

Nadie
pasa el tiempo y sé que nadie
se unirá a mi baile nadie
sabrá porqué hago esta canción.
091.jpg


Esta canción, en su versión del "último concierto" (la que he colgado), no está incluida en el DVD. No sé como han podido elimiarla siendo como es, una de las mejores de los "cero". Una pena. Por lo menos aquí se podrá disfrutar del "audio".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Casualidad -

Yo también he sido devota y fiel a 091.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres