Blogia
Blog en el Desierto

El tiempo de las cerezas

El tiempo de las cerezas

Dios (o el diablo) los cría… Y ellos se juntan para ofrecernos este gran disco. Desde que Enrique Bunbury desvelara la noticia durante el lanzamiento de su antológico “Canciones 1996-2006” (Capitol-Emi, 06), el álbum que ha compuesto, interpretado y grabado junto a Nacho Vegas se ha convertido lisa y llanamente en el acontecimiento musical del 2006. A nadie debería extrañarle: uno, Bunbury, es el artista que más admiran los otros artistas, según una reciente encuesta realizada entre sus compañeros de profesión; y el otro, Vegas, se ha consolidado como el cantautor de sustrato independiente más importante de este país. Un doble CD en el que las canciones de ambos, articuladas en torno al mismo concepto de producción, se van alternando en una secuencia que podría resucitar, de una vez, a Johny Cash, Nick Drake y Townes Van Zandt. 

Grabado en los estudios de Paco Loco en El Puerto de Santa María, mezclado en Music Lan (Figueres) y masterizado en Sterling Sound (Nueva York), el primer álbum conjunto de Bunbury & Vegas incorpora a una selecta nómina de colaboradores que incluye a Raül Fernández (Refree), Christina Rosenvinge y Gary Louis (Jayhawks). Escuchar “Días extraños”, “No fue bueno”, “Secretos y mentiras” o “Puta desagradecida” es comprobar que, este año, las cerezas y su tiempo se han adelantado.

Un doble CD con 18 temas que hacen recordar a Dylan, Tom Waits, Leonard Cohen, Nike Cave y otros cantautores americanos.  No se si es un homenaje a ellos, pero sus influencias están plasmadas en cada una de las canciones.  Una delicia para los oídos, para escuchar tranquilo y relajado.  Así, como en tardes como la de hoy domingo, cuando esperas relajado a que llegue el frenético lunes.

El primer single "Días Extraños" engancha (o por lo menos a mi) desde un principio.  El vídeo sencillo y sin pretensiones, la canción es la protagonista.

 

DIAS EXTRAÑOS

 

Sigue recto, hay un desvío
tómalo hasta el final
si hemos hecho algo mal, amor
verás una señal.
Pero no iba a llegar
y avanzamos igual
como atraídos por el sol
hacia su mismo centro.

Hay días en que valdría más
no salir de la cama
en solo un minuto
vi mi vida cambiar
"que sólo era un juego" (te escuché)
y volvimos a casa
y todo el camino aquilla extraña canción
"parabapapapa"

Nos fuimos mar adentro
hasta donde nadie alcazaba a ver
con el agua al cuello
me volví, te miré y tu dijiste
"te pdoría matar
y no se iba a enterar nadie,
cuando me pregunten
yo diré que no llegaste nunca"

Hay días en que valdría más
no salir de la cama
en solo un minuto
vi mi vida cambiar
que "sólo era un juego"
te escuché
y volvimos a casa
y todo el camino aquella extraña canción
"parabapapapa".

"Te podría matar
y no se iba a enterar nadie
cuando me pregunten
yo diré que no llegaste nunca

"Hay días en que valdría más
no salir de la cama
"si sólo era un juego" (pregunté)
"dónde está la gracia"
y todo el camino aquella extraña canción
"parabapapapa"

Y no, nadie dijo nada
no, nadie dijo nada
y nadie dijo nada,
nada más...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

eriko-peru -

el mejor dueto de todos los tiempos
bunbury el mejor cantante de toda la historia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres